EL SENTIDO DEL SUFRIMIENTO

EL SENTIDO DEL SUFRIMIENTO

Publicado por Grupo Renacer

Del libro “El hombre en Busca de Sentido”, Viktor E. Frankl.

Cuando uno se enfrenta con una situación inevitable, insoslayable, siempre que uno tiene que enfrentarse a un destino que es imposible cambiar, por ejemplo, una enfermedad incurable, un cáncer que no puede operarse, precisamente entonces se le presenta la oportunidad de realizar el valor supremo, de cumplir el sentido más profundo, cual es el del sufrimiento. Porque lo que más importa de todo es la actitud que tomemos hacia el sufrimiento, nuestra actitud al cargar con ese sufrimiento.

Citaré un ejemplo muy claro: en una ocasión, un viejo doctor en medicina general me consultó sobre la fuerte depresión que padecía. No podía sobreponerse a la pérdida de su esposa, que había muerto hacía dos años y a quien él había amado por encima de todas las cosas. ¿De qué forma podía ayudarle? ¿Qué decirle? Pues bien, me abstuve de decirle nada y en vez de ello le espeté la siguiente pregunta: “¿Qué hubiera sucedido, doctor, si usted hubiera muerto primero y su esposa le hubiera sobrevivido?” “¡Oh!”, dijo, “¡para ella hubiera sido terrible, habría sufrido muchísimo!” A lo que le repliqué: “Lo ve, doctor, usted le ha ahorrado a ella todo ese sufrimiento; pero ahora tiene que pagar por ello sobreviviendo y llorando su muerte.”
No dijo nada, pero me tomó la mano y, quedamente, abandonó mi despacho. El sufrimiento deja de ser en cierto modo sufrimiento en el momento en que encuentra un sentido, como puede serlo el sacrificio.

Claro está que en este caso no hubo terapia en el verdadero sentido de la palabra, puesto que, para empezar, su sufrimiento no era una enfermedad y, además, yo no podía dar vida a su esposa. Pero en aquel preciso momento sí acerté a modificar su actitud hacia ese destino inalterable en cuanto a partir de ese momento al menos podía encontrar un sentido a su sufrimiento.

Uno de los postulados, básicos de la logoterapia estriba en que el interés principal del hombre no es encontrar el placer, o evitar el dolor, sino encontrarle un sentido a la vida, razón por la cual el hombre está dispuesto incluso a sufrir a condición de que ese sufrimiento tenga un sentido.

Ni que decir tiene que el sufrimiento no significará nada a menos que sea absolutamente necesario; por ejemplo, el paciente no tiene por qué soportar, como si llevara una cruz, el cáncer que puede combatirse con una operación; en tal caso sería masoquismo, no heroísmo.

La psicoterapia tradicional ha tendido a restaurar la capacidad del individuo para el trabajo y para gozar de la vida; la logoterapia también persigue dichos objetivos y aún va más allá al hacer que el paciente recupere su capacidad de sufrir, si fuera necesario, y por tanto de encontrar un sentido incluso al sufrimiento. En este contexto, Edith Weisskopf-Joelson, catedrática de psicología de la Universidad de Georgia, en su artículo sobre logoterapia 4 defiende que “nuestra filosofía de la higiene mental al uso insiste en la idea de que la gente tiene que ser feliz, que la infelicidad es síntoma de desajuste. Un sistema tal de valores ha de ser responsable del hecho de que el cúmulo de infelicidad inevitable se vea aumentado por la desdicha de ser desgraciado”.

En otro ensayo 5 expresa la esperanza de que la logoterapia “pueda contribuir a actuar en contra de ciertas tendencias indeseables en la cultura actual estadounidense, en la que se da al que sufre incurablemente una oportunidad muy pequeña de enorgullecerse de su sufrimiento y de considerarlo enaltecedor y no degradante”, de forma que “no sólo se siente desdichado, sino avergonzado además por serlo”.

Hay situaciones en las que a uno se le priva de la oportunidad de ejecutar su propio trabajo y de disfrutar de la vida, pero lo que nunca podrá desecharse es la inevitabilidad del sufrimiento. Al aceptar el reto de sufrir valientemente, la vida tiene hasta el último momento un sentido y lo conserva hasta el fin, literalmente hablando.

En otras palabras, el sentido de la vida es de tipo incondicional, ya que comprende incluso el sentido del posible sufrimiento.

Traigo ahora a la memoria lo que tal vez constituya la experiencia más honda que pasé en un campo de concentración. Las probabilidades de sobrevivir en uno de estos campos no superaban la proporción de 1 a 28 como puede verificarse por las estadísticas.

No parecía posible, cuanto menos probable, que yo pudiera rescatar el manuscrito de mi primer libro, que había escondido en mi chaqueta cuando llegué a Auschwitz. Así pues, tuve que pasar el mal trago y sobreponerme a la pérdida de mi hijo espiritual.

Es más, parecía como si nada o nadie fuera a sobrevivirme, ni un hijo físico, ni un hijo espiritual, nada que fuera mío. De modo que tuve que enfrentarme a la pregunta de si en tales circunstancias mi vida no estaba huérfana de cualquier sentido.

Aún no me había dado cuenta de que ya me estaba reservada la respuesta a la pregunta con la que yo mantenía una lucha apasionada, respuesta que muy pronto me sería revelada.
Sucedió cuando tuve que abandonar mis ropas y heredé a cambio los harapos de un prisionero que habían enviado a la cámara de gas nada más poner los pies en la estación de Auschwitz. En vez de las muchas páginas de mi manuscrito encontré en un bolsillo de la chaqueta que acababan de entregarme una sola página arrancada de un libro de oraciones en hebreo, que contenía la más importante oración judía, el Shema Yisrael. ¿Cómo interpretar esa “coincidencia” sino como el desafío para vivir mis pensamientos en vez de limitarme a ponerlos en el papel?

Un poco más tarde, según recuerdo, me pareció que no tardaría en morir. En esta situación crítica, sin embargo, mi interés era distinto del de mis camaradas.

Su pregunta era:

“¿Sobreviviremos a este campo? Pues si no, este sufrimiento no tiene sentido.”

La pregunta que yo me planteaba era algo distinta:

“¿Tienen todo este sufrimiento, estas muertes en torno mío, algún sentido? Porque si no, definitivamente, la supervivencia no tiene sentido, pues la vida cuyo significado depende de una casualidad —ya se sobreviva o se escape a ella— en último término no merece ser vivida.”

LOS PELIGROS QUE ACECHAN A RENACER

LOS PELIGROS QUE ACECHAN A RENACER

Publicado por Anibal Caro Preso

Frente a la opción que expone RENACER, se encuentran otras frecuentemente usadas en muchos grupos de ayuda mutua.

Algunos trabajan hacia el autoconocimiento, de lo que está mal en sus integrantes, priorizando el análisis de las emociones y sentimientos, y en ese proceso, se transforman en grupos de desenmascaramiento en los que todos los fenómenos humanos son reducidos a fenómenos meramente psicológicos, o motivos o intereses secundarios.

Otro de los problemas es que esta orientación hacia la autoobservación lleva, con frecuencia, a cuadros de hiper reflexión en los que se da vuelta continuamente en círculos sin salida sobre los problemas que aquejan a sus miembros, llevando a estados de lamento continuo.

Al respecto Elisabeth Lukas nos dice que son tres los peligros del lamentarse de más:

1 – Un sobredimensionar el motivo del lamento, el que es percibido en forma exagerada y atrae toda la concentración sobre sí mismo.

2 – El que se lamenta, acrecienta su dolor y se siente cada vez peor: se ahoga en su pena.

3 – La familia y la sociedad no lo toleran y abandonan al ser sufriente.

¿Cuál es el primer paso en ese largo y difícil camino que los grupos de ayuda mutua ofrecen? ¿Cómo hacer para sacar a los integrantes de estados de profunda concentración en sí mismo y preocuparse por el otro?

Se debe empezar por aprender nuevas maneras de comunicación que partan desde lo mejor de cada uno hacia lo mejor del otro, aprender en ese proceso a ver al otro como aquel para quien yo soy el otro.

Y lo mejor de cada uno es ese amor que tenemos, por la vida, por Dios o por uno mismo, puesto que si los corazones estuviesen secos, sin nada de amor, nadie estaría en grupo alguno.

El grupo se debe, por encima de todas las cosas, a los padres nuevos y a los que más sufren. Para hacerlo propone una tarea basada en la autotrascendencia, el sacrificio y la auto renuncia.

Elisabeth Lukas nos deja la convicción de que toda persona, aunque psíquicamente sea sumamente contrahecha y acorralada, “podrá salvar su alma por la entrega de un poco de amor”.

Y el amor es humilde, es desapegado y es auto renuncia y estas tres características humanas han estado larvadas en la existencia humana.

Hemos llegado así a descubrir que la respuesta del hombre al sufrimiento yace en la trascendencia y se hace evidente una conclusión más: el sufrimiento no puede ser curado ni resuelto ni elaborado, el sufrimiento sólo puede ser trascendido.

Un año después de su inicio en Río Cuarto, existían dos grupos Renacer y tenían y aún tienen dos lemas: uno, “A pesar de todo, sí a la vida”, y el otro, también de Víctor Frankl, “El hombre que, olvidándose de su propio dolor, se levanta por encima de su dolor para ayudar un hermano que sufre, trasciende como ser humano”.

Este último lema nos dice que es merced a su trascendencia que el hombre encuentra los recursos necesarios para levantarse por sobre su sufrimiento y que el encontrar sentido en el horizonte de su vida, hace posible saltar cualquier obstáculo que en ella se presente.

Viernes 18 de setiembre de 2020

   Eiségesis de lo expresado por sus iniciadores Alicia y Gustavo Berti, recopilado por Enrique y Ana Doris, con el aura de Ulises y el recuerdo más dulce que pueda existir para nuestra querida dulce Ana junto a Enriquito.

De Renacer Congreso – Montevideo, Uruguay

“Por la Esencia de Renacer”

UNA LUZ DE ESPERANZA EN EL NUEVO CAMINO !!!

UNA LUZ DE ESPERANZA EN EL NUEVO CAMINO !!!

Publicado por Anibal Caro Preso

En su libro “Donde la palabra calla”, Alicia Schneider y Gustavo Berti nos muestran una luz en el camino. Una luz de que verdaderamente es posible y, que si así lo decidimos, podemos iluminar mucho más que a nuestro alrededor…

“… Dice la Dra. Elisabeth Lukas, que el hombre es la única criatura del universo de la creación que es capaz de cambiarse a sí mismo, porque tiene conciencia de sí mismo, y en ese proceso de cambio interior puede también tener un impacto positivo, contagioso, en la comunidad en la que vive.

Entonces, nunca digamos “está todo perdido, no hay esperanza, todo está tan difícil… hay tanta violencia”, digamos que en cada uno de nosotros está la semilla que debe germinar y ser regada cada día, la semilla de la comprensión, de la solidaridad, del abrazo fraterno, del olvidarme de mí para pensar en el otro, para pensar en el bien común.

De esa manera, muy de a poquito, podemos lograr cambios perdurables, ya no sólo en nosotros mismos, sino a través de esta actitud, en la comunidad en la que vivimos.

Así, como decía un maestro oriental, si cada uno barre su vereda, finalmente, la ciudad estará limpia, finalmente el mundo estará limpio; hagamos nuestra contribución que no es poco. Cada uno de nosotros es un ser único e irrepetible, como dice Viktor Frankl, y somos capaces de mucho.

¡Hay tanto para hacer y tanto para dar!

A través de una tragedia, como la que nos tocó vivir, ¿cómo no dar lo mejor de nosotros? para hacer de este lugar donde hay niños, como los que vemos aquí, que tienen que vivir su vida, hacer de este mundo un mejor mundo, para hacer de esta una vida rica, amorosa y solidaria

De esa manera, muy de a poquito, podemos lograr cambios perdurables, ya no solo en nosotros mismos, sino a través de esta actitud, en la comunidad en la que vivimos….”

Gustavo Berti y Alicia

NO ESTÁS SOLA

NO ESTÁS SOLA

Tal vez estés viviendo un gran duelo; puede ser que él o ella haya muerto, que tú o alguien muy querido haya perdido la salud, el trabajo, que tu pareja se haya roto o que te sucedan varias de estas cosas a la vez.

O, quizá, no haya un motivo aparente para que te sientas tan desolada como te sientes hoy. En ocasiones, la tristeza surge sin más, no precisa explicaciones. ¡Hay tantas memorias de dolor en nuestro interior de las que no somos conscientes!

Sea como sea, si te envuelve el dolor y te sientes perdida recuerda que siempre puedes recurrir al amor. Para, respira y deja que surja lo que sientas. Aparezca, lo que aparezca, por más aterrador que sea, dale la bienvenida. Esas emociones, que te desgarran, tan solo quieren que las acojas.

Te puede parecer mentira pero entregarnos a lo que sentimos suele desvanecer el miedo y poco a poco recuperamos la calma. No podemos controlar lo que la vida nos depara, pero sí decidir cómo nos enfrentamos a ello. Y sé, por experiencia, que el amor que surge de dentro es el mejor bálsamo. No temas, abre tu corazón y deja que fluya el amor que encierra.

También sé que cuando la vida nos pone a prueba, el Universo entero conspira para ayudarnos. No estamos solos. Todos los que nos han precedido, los maestros ascendidos, los ángeles y arcángeles nos están apoyando. Déjate arrullar por tu familia celeste, tu familia de luz. Aparca a ratitos tus dudas para que puedas oír sus susurros de aliento. Déjate querer por las almas de uno y otro lado.

Merce Castro Puig

CUANDO LA VIDA TE QUITA CASI TODO

CUANDO LA VIDA TE QUITA CASI TODO

Grupos de padres que enfrentan la partida de sus hijos

Por Christian Mustapich

Cuando la vida te quita casi todo , unas de las cosas que pierdes son las ganas de seguir, lo días son tan largos y diferentes que agotan, aunque tu cuerpo permanezca estático durante todo el día, ya no sueñas , no planificas , el futuro se mira como un esfuerzo gigantesco por los que quedaron.

Todo el tiempo la cabeza la ocupa la peor de las preguntas . Por qué? no resulta nada fácil sobrellevarlo porque te cuestionas todo y te recriminas acciones que se remontan a cuando eras pequeño, y piensas que eres malo por eso las cosas te suceden a ti , no fui bueno con aquel o le mentí a tal , no fui buen hijo , buen padre buen amigo , y hoy estoy pagando, y luego lo niegas y dices pero si hay muchos peores que yo y sin embargo ahí están disfrutando de los suyos , cada día, cada fecha , cada logro , sonrisas y abrazos. Y ahi es cuando te pierdes y por eso vuelve y vuelve el mismo

interrogante ! Por qué? , por qué no parti yo , porque no me enfermé o me paso algo terrible , acaso no es a mi al que algo le están cobrando ? , mis niñas nada debían pagar con sus almas puras y el amor que derramaban a cada paso .

Y así pasarán los días hasta que llegue el más esperado , “El Ultimo”

REZA POR MÍ

🙏🏻QUÉ ES REZAR🙏🏻

Léelo sin falta! Es una belleza!
No es habitual que un artículo dedicado estrictamente a la oración tenga una página entera en la sección de opinión de un gran periódico. Esto ha ocurrido con el texto que firma Miguel Ángel Robles y que sale publicado en ABC Sevilla bajo el título “Reza por mí” que se ha vuelto viral.

REZA POR MÍ

Rezar es una conversación con Dios. Es el momento de más calma del día, y, en mi caso, el de primera hora de la mañana, poco más de las seis, y el agua de la ducha caliente cayendo despacio sobre los hombros.

Rezar es una fotografía en sepia, un regreso a la casa de tus abuelos y al tiempo sin tiempo de tu infancia.

Es un Padre Nuestro hablando con Dios para que te ayude en los exámenes. Es el refugio del frío, y el silencio acogedor. Rezar es tener memoria.

Rezar es lo que va antes del trabajo o después del trabajo, y lo que nunca lo suplanta

Es lo único que puedes hacer cuando ya no puedes hacer más, y es la forma de comprometerse de quien no tiene otro medio de hacerlo, como cuando rezamos por un enfermo que se va a operar y ya está todo en manos del cirujano (y de Dios).

Rezar hace milagros, ofrece consuelo al que reza y a aquel por quien se reza. Rezar nunca es inútil, porque siempre conforta.

Rezar es decir rezaré por ti y, también, reza por mí. Y es, por tanto, lo contrario a la vanidad.

Rezar es la aceptación de tus limitaciones. Es aprender a resignarse cuando lo que pudo ser no ha sido. Es vivir sin rencor, aprender a olvidar, aceptar la derrota con dignidad y celebrar el triunfo con humildad.

Rezar es buscar las fuerzas si no se tienen y confiar en que las cosas van a ser como deberían ser.

Rezar es optimismo, no dar nada por perdido, luchar y resistir. Rezar es fragilidad y entereza.

Rezar es desconectar y apagar el móvil. Es introspección en la sociedad del exhibicionismo. Es relajarse y calmar los nervios. Y prepararse mentalmente para lo que ha de venir. No es solo buscar el coraje, sino también la inspiración, la idea, el enfoque, la luz, el claro en medio de la espesura.

Rezar es razonar, aunque parezca lo más irracional que haya. Es la mente funcionando como cuando juegas un partido de tenis. Es planificar y anticipar las jugadas. Es abstracción en los tiempos de lo concreto y lo material. Es pausa en un mundo excitado. Es calma cuando todo es ansiedad. Y es aburrido en la dictadura de lo divertido.

Rezar es una forma extrema de independencia.

Rezar es un placer oculto, que se reserva para la intimidad. Un acto privado, y casi a escondidas, que, cuando se hace acompañado, necesita mucha confianza.

Rezar es una declaración de amor por la persona que tienes en tus rezos. Es derramar tu cariño sobre los que más quieres y sentir el cariño de los que rezan por ti.

Rezar es tener a otros en tus oraciones y estar en las oraciones de otros, que es mucho más que estar solo en su memoria.

Rezar, y sobre todo que recen por ti, es la mayor aspiración que uno puede tener en la vida. Un privilegio inmenso. Es querer tanto a alguien como para rezar por él, y que alguien te quiera tanto como para rezar por ti.

¿Cabe mayor orgullo? ¿Existe mayor plenitud que la de saber que hay una madre, un hermano, un hijo o un amigo que quiere que Dios te proteja, y te dé salud, y te ilumine, y te ayude, y te acompañe, y esté siempre contigo?

Rezar es tener fé. Tener fé en la vida, en las personas, en tus amigos, en tus hijos, en tus padres, en Dios.

Rezar es un súper poder que nos predispone al bien.

Rezar es ser practicante de un mundo mejor.

UNA GRAN REFLEXIÓN

UNA GRAN REFLEXIÓN

Un periodista le hizo una Entrevista a Dios.

Al entrar en la habitación le pregunto:

¿que es lo que más le sorprende de la humanidad?,

A lo que Dios respondió: que se aburren de ser niños y quieren crecer rápido, para después desear ser niños otra vez.

Que desperdician la salud para hacer dinero y luego pierden el dinero para recuperar la salud.

Que ansían el futuro y olvidan el presente y así no viven ni el presente ni el futuro.

Que viven como si nunca fuesen a morir y mueren como si nunca hubieran vivido…….

El periodista quedó en silencio un rato y luego dijo: Padre, cuáles son las lecciones de la vida que quieres que tus hijos aprendamos?

Y con una sonrisa respondió: …

que aprendan que no pueden hacer que nadie los ame sino dejarse amar, que lo mas valioso en la vida no es lo que tenemos sino a quien tenemos, que una persona rica no es quien tiene mas sino quien necesita menos y que el dinero puede comprar todo menos la felicidad,

Que el físico atrae pero la personalidad enamora. Que quien no valora lo que tiene, algún día se lamentará por haberlo perdido y quien hace mal algún día recibirá su merecido.

Si quieres ser feliz haz feliz a alguien, si quieres recibir, da un poco de ti, rodeate de buenas personas y se una de ellas.! Nunca arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro.: Una persona fuerte sabe cómo mantener en orden su vida.

Aun con lágrimas en los ojos, se las arregla para decir con una sonrisa, “estoy bien”.

Que difícil es el ser humano, nacer no pide, vivir no sabe y morir no quiere !!!!!!! Los tres últimos . el más valioso tesoro que tenemos es el tiempo. Al morir nada material te llevas, “EL TIEMPO” es el tesoro más valioso que tenemos porque es limitado. Podemos producir más dinero, pero no más tiempo… Cuando le dedicamos tiempo a una persona, le estamos entregando una porción de nuestra vida que nunca podremos recuperar, nuestro tiempo es nuestra vida. El mejor regalo que le puedes dar a alguien es tu tiempo y SIEMPRE se le regala a la familia o a un buen amigo. Que Dios te colme de bendiciones.

CARTA DESDE EL CIELO

CARTA DESDE EL CIELO

No estés triste pensando en mí. Éste es un lugar realmente maravilloso y yo me encuentro feliz y totalmente en paz… no me duele nada 🙂 Te escribo para que quites la tristeza de tu corazón y la oscuridad de tus pensamientos.

Hay miles de ángeles aquí y son extraordinarios. Me encanta verlos volar y sabes? Jesús no se parece a ninguna de las fotos que pintan de él . Aún así tan pronto lo vi lo reconocí en seguida, sabía que era él!

Jesús me llevo con Dios y él hablo conmigo como si yo fuese importante….
Ahí fue cuando le dije que yo quería escribirte una carta para despedirme de ti y decirte cómo me siento ahora…
Dios me dio papel y su pluma personal para que yo te escribiera esta carta y un ángel hizo que te llegara.

Es difícil explicarte como me siento, pero lo que puedo decirte es que se siente bien estar acá.. el sol brilla increíblemente y las nubes reflejan su luz provocando rayos de hermosos por todos lados. Aquí hay mucha gente como yo, también está la gente que hace mucho se me adelantó.

Dios me dijo que te contestara una de las preguntas que le hiciste:
“Que dónde estaba El cuando yo lo necesitaba”
Dios me dijo que estaba en el mismo lugar, conmigo como siempre!
El nunca me ha dejado ni antes ni ahora y eso me regocija el alma, hoy puedo estar con El por siempre y a cada instante!
Cada que me necesites solo necesitas cerrar los ojos y vibrarme, estoy junto a ti, te escucho, platícame en el silencio de tu alma… mira al cielo y ahí en un lugarcito estoy feliz, con mi sonrisa, esa que tanto te gusta. Pero no estés triste por favor, YO ESTOY MUY BIEN!!

Tengo que devolverle la pluma a Dios, así que me voy despidiendo…
Celebra que puedes verme en cada acto de amor… Soy solo eso, sencillamente amor.
Que tus lágrimas no te impidan ver las estrellas y cerrar tu alma, no te dejes apagar por favor, cuando mas te ríes mas brillo, cuando mas sufres mas te abrazo yo.

Se que me extrañas pero no pienses en cuando me fui, piensa en mí cuando estuve y en todo lo bello que pasamos, en todos esos sencillos momentos que nunca vamos a olvidar.

Hoy te digo adiós y no me busques en todos lados, no es necesario porque yo estoy ahí.. en tu alma cerquita de tu corazón velando y orando por ti… SIEMPRE!!!
Yo nunca me iré de tu lado mientras me recuerdes

TE AMO!!!

DAR UNA NOTICIA DIFÍCIL

DAR UNA NOTICIA DIFÍCIL

Elena Perez de Mezquía

Acababa de llegar del médico quién me dijo “ya no hay más por hacer, sólo hay dos opciones mantenerlo dormido hasta que su cuerpo colapse o darle morfina para calmar sus dolores”. Mi mundo se derrumbó y no sabía cómo darle esa noticia, solo sabía que yo tenía que decirle.
Entré a su cuarto y me sonrió (yo tenía los ojos rojos e hinchados de tanto llorar) y me dijo no llores, entiendo que es el final pero no hay por qué estar tristes. Me tomó la mano y me acarició y de inmediato lo abracé. “No te preocupes hijo, esto es parte de la vida y tienes que entender que todos estamos de paso” (todo esto mientras yo lloraba como un niño al que no se le puede consolar). Cuando recuperé el aliento le dije las opciones y optó por mantenerse despierto para poder estar unos días más con nosotros. Al día siguiente se despertó sin dolor, comió y durante el día estuvo muy contento, estuvo riendo y pasamos un día estupendo (después de muchos días malos)… En la madrugada se puso mal y cerca de las 3 de la tarde murió.
Definitivamente, en los momentos más difíciles es que sabes quiénes son los verdaderos amigos o las personas que realmente te aprecian. Desafortunadamente la mayoría de las amistades te abandonan y sólo te envían ” buenas vibraciones,” pero de lejos… decidí publicar este mensaje en apoyo de una persona muy especial para mí que luchó firmemente y con buena energía. Me enseñó a vivir cada día como el mejor día! Ahora estoy mirando a los que tendrán tiempo para leer este post hasta el final. Esta es una pequeña prueba, sólo para ver quién lee y quién comparte sin leer! Si lo lees todo, selecciona “me gusta” para que pueda poner un agradecimiento en tu perfil. El cáncer es muy invasivo y destructivo para nuestro cuerpo. Incluso después de la pelea. Es un proceso muy largo. Por favor, en honor a alguien que murió o está luchando contra el cáncer, o incluso tuvo cáncer, pero sanó; copia y pega. Todo el mundo dice: ” si necesitas algo, no lo dudes, voy a estar ahí para ti.”
Así que voy a hacer un reto, creo que menos de la mitad de mis amigos van a poner esto en su muro. Sólo tienes que copiar (no compartir). Yo quiero saber con quién puedo contar. Tan pronto como lo hagas, escribe “hecho” en los comentarios…. El cáncer nos ha afectado a todos de alguna manera, ya sea un miembro de la familia o un amigo. Te extrañamos!! Siempre estuvimos para ti…

A RATOS MUERO

A RATOS MUERO

A.D. Mustapich

Grupo de padres que se enfrentan a la muerte de un hijo

Hoy me morí otro rato,
porque a veces muero,
cierro los ojos y parto

Y aunque muerto
no comprendi mi muerte,
no morí como todos mueren,
yo me morí diferente

Me morí por no morirme
me quedé deseando irme,
voy y vuelvo en el dolor,
vivo yo, muerto mi corazón,

y si hay días que no muero,
es que me aferro a los recuerdos
que me ubican en el tiempo ,
vivo yo, y nadie muerto .

Y así, algo vivo, algo muerto,
siempre es el mismo sueño,
el abrazo para siempre ,
el amor puro y eterno.